El Defensor del Pueblo de Bolivia inviste 42 defensoras y defensores estudiantiles para prevenir la violencia en el aula y centros escolares

-

Con el objetivo de trabajar en la prevención de las violencias en el ámbito escolar y de impulsar acciones orientadas a promocionar el respeto de los derechos humanos, el Defensor del Pueblo de Bolivia, Rolando Villena, ha investido a 42 estudiantes de 11 unidades educativas de La Paz, El Alto y Pucarani como Defensores y Defensoras Estudiantiles, que son parte de la Red de unidades educativas con las que viene trabajando el Centro Multiservicios Educacativos (CEMSE) con el apoyo de InteRed y la Agencia Catalana de Cooperación para el Desarrollo en el marco del proyecto “Por una vida libre de violencia”.


La labor que cumplirán las y los Defensores en coordinación con la Defensoría del Pueblo y las Defensorías de la Niñez y Adolescencia, está centrada en promover una cultura de respeto y compañerismo entre el alumnado; desde la sensibilización y aportando a la búsqueda de soluciones de problemas que puedan generar violencia entre los estudiantes, a través del diálogo, la reflexión y, en casos graves, el derivar los casos a las instancias competentes.

Este trabajo busca promover el intercambio de buenas prácticas entre unidades educativas en la solución pacífica de problemas para prevenir casos de violencia a través de la difusión y promoción de los derechos y deberes de las y los estudiantes.

El Defensor resaltó el trabajo y la responsabilidad que asumirán estos estudiantes, que tras un proceso de formación se han convertido en agentes de cambio para prevenir y denunciar hechos de violencia en sus escuelas: promover el buen trato entre pares y la paz escolar; y buscar alternativas de solución ante problemáticas que afectan a niñas, niños y adolescentes.

La pasada primavera se presentaba, en relación con este mismo proyecto, un diagnóstico que aborda las percepciones que los actores de la educación tienen en relación a la situación de violencia en el entorno escolar y las experiencias de violencia vividas. Los datos nos permiten observar que la mayoría de estudiantes, docentes, directivos, madres y padres de familia reconocen que existe violencia física y psicológica en las unidades educativas.

La ONGD InteRed trabaja en educación, desde el enfoque de género y derechos humanos, en América Latina, Asia y África en reconocimiento del derecho universal a una educación de calidad y equidad en población infantil, juvenil y adulta. Con el CEMSE lleva trabajando en Bolivia desde el 2003 en 8 proyectos, destacando 2 convenios con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) orientados a la mejora de la calidad e inclusión educativa y al fortalecimiento del subsistema regular de educación. Ambas organizaciones forman parte de la Red Internacional para la Transformación Social, impulsada por InteRed en el año 2009 y de la que forman parte 9 organizaciones socias de diferentes países de América Latina.