Coeducar para prevenir las violencias machistas

Compartir:
  • Categoría: Género
  • Fecha: 16 de Junio de 2021

 

La semana pasada hemos visto cómo diversos asesinatos machistas ocupaban la primera plana en los medios de comunicación españoles. El asesinato de las dos menores de Tenerife, en su brutalidad, ha hecho que muchísimas personas escucharan, por primera vez, el término “violencia vicaria” y, al mismo tiempo, ha convertido en noticia otros casos de violencia machista, que seguramente hubieran quedado fuera de la agenda de los medios de comunicación masivos. Y es que, la violencia machista sigue siendo algo habitual en España y en el mundo, pero que parece preocuparnos solo ante sucesos luctuosos.

Solo en España en lo que va de año, según los datos del Ministerio de Igualdad, han sido asesinadas por violencia de género, 19 mujeres. Esta cifra no recoge los asesinatos de menores sucedidos en el contexto de la violencia machista, cuatro a día de hoy.  Los asesinatos nos duelen y nos movilizan en redes sociales, y ante ayuntamientos y plazas, pero son solo la punta del iceberg de un gravísimo problema con el que convivimos día a día. En palabras de Lisbeth Guillén, Coordinadora del programa Democracia, Poder y Política, del Movimiento Manuela Ramos, de Perú, organización socia de InteRed, «la violencia es la otra pandemia que afecta a las mujeres a lo largo de su vida».

La violencia machista, en todas sus variantes (psicológica, física, patrimonial, obstétrica, vicaria, política, estructural, sexual, simbólica…), está presente en nuestra sociedad, no son casos aislados; como bien denuncian, desde primera línea, los colectivos y asociaciones feministas.

Desde InteRed llevamos casi 30 años trabajando en favor de la igualdad entre mujeres y hombres y en la lucha contra las violencias machistas. Creemos firmemente en la capacidad de la juventud para construir entre todas y todos un mundo libre de violencias machistas en todos sus tipos, formas e intensidades; un mundo donde todas las personas podamos disfrutar y ejercer nuestros derechos y obligaciones en igualdad; un mundo en el que no tengan cabida los discursos caducos intencionados que niegan que la violencia machista existe y que, incluso, llegan a culpabilizar a las mujeres que la sufren de la situación que están viviendo.

Para alcanzarlo, apostamos por la educación como herramienta fundamental para revertir esta lacra mundial.

Os queremos compartir nuestro último documental, Toca Igualdad, Toca Coeducar, que nos invita a trabajar la prevención de las violencias machistas desde la coeducación: Identificando las violencias machistas en nuestro día a día  ─la clave para romper ese silencio cómplice, que las hace posibles─; Desmontando cómo funcionan estas violencias y sus múltiples causas a nivel global; y Actuando individual y colectivamente desde las comunidades educativas para participar en la construcción de mundos libres de violencias machistas.