Entrevista a María Montes Sueiro – Ilustradora

Compartir:
  • Categoría: Género
  • Fecha: 21 de Julio de 2021

María Montes ha ilustrado el relato gráfico de InteRed “La fuerza de la tierra. Bartolina Sisa”. Es una narración ilustrada que forma parte de la publicación de InteRed “Mujeres que nos hablan de mujeres. Relatos gráficos por la igualdad”, que cuenta con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID)

El relato de la vida de Bartolina Sisa, una heroína indígena aymara asesinada por enfrentarse a la explotación colonial en 1782, nos llega a través de las palabras de Teresa Canaviri Sirpa, también mujer aymara, activista de los derechos de los pueblos indígenas y de las mujeres, comunicadora social, ex-viceministra de la Mujer en Bolivia. Su relato cuenta con las ilustraciones de María Montes Sueiro, a quien entrevistamos.

 

María es gallega, bióloga, con un Máster en biotecnología, ha vivido un año en Islandia y compagina la ilustración y el diseño de forma profesional con su trabajo en una clínica veterinaria en Pontevedra.

 

 

 

 

 

Has ilustrado dos publicaciones sobre Bartolina Sisa: el relato gráfico para “Mujeres que nos hablan de Mujeres” y “Cartas para el Futuro”. ¿Cuál es la esencia de Bartolina con la que tú te quedas y que no puede caer en el olvido?

Para mí, la esencia de Bartolina es la lucha por la justicia y un ejemplo de integridad hasta el final, de tenacidad y de fortaleza. La generosidad de entregar su vida para recuperar los derechos de su pueblo.

¿Qué supuso para ti ilustrar a esta mujer excepcional? ¿En qué te inspiraste?

Ilustrar “La Fuerza de la Tierra” fue impactante. Como sucede con tantas otras mujeres que han sido tan importantes en la historia, nunca había oído hablar de Bartolina Sisa. Su historia me impactó enormemente. Cuando me proporcionaron la materia de “Cartas para el futuro”, la posibilidad de que conviviese con Rosalía de Castro en una mismo relato en los mismos lugares y en el tiempo me pareció genial y me resultaba muy motivador descubrir su personaje de la mano de nuestra poetisa gallega, una figura a la que admiramos y queremos mucho. Durante todo el tiempo que estuve trabajando con esta biografía, preguntaba a mis amigas y conocidas y nadie había oído hablar de Bartolina. Son muy necesarios este tipo de proyectos y de trabajos que nos acerquen a las realidades y a las historias de otros países dentro de nuestro sistema educativo.

Pese a la distancia geográfica y cultural entre la realidad boliviana e indígena y la gallega, ¿identificas luchas similares en lo que respecta a los derechos de las mujeres?

Si, por desgracia hay muchos puntos en común entre las mujeres de todas partes del mundo, por supuesto que hay grados, pero en Galicia hay una lucha también actualmente de las mujeres del rural y del mar para profesionalizar sus trabajos, ya que desde la antigüedad la mujer ha estado vinculada al mar y al campo. Estos trabajos son “feminizados”, el techo de cristal y los prejuicios de género favorecidos por nuestra sociedad patriarcal hacen muy difícil que lleguen a puestos de poder o que sean valoradas.

¿Qué impacto te gustaría que tuvieran estas historias entre los y las jóvenes estudiantes?

Me gustaría que tuviesen el mismo que tuvo sobre mí. Que se sorprendiesen de no haber oído hablar sobre Bartolina, sobre sus hazañas liderando a todo un ejército, que se maravillasen de su habilidad con la honda, montando a caballo y de todas esas cualidades desde siempre atribuidas a los hombres. Que se contagiasen de ese espíritu de lucha y de tenacidad en la defensa de nuestros derechos.

 ¿Cuál es la manera que has encontrado para involucrarte en la defensa de los derechos de las mujeres?

La manera que he encontrado es a través de la ilustración. Intentando comunicar con perspectiva de género cuando surge algún proyecto, dando protagonismo a las mujeres dentro de las historias que cuento.

He participado en alguna publicación relacionada con la violencia de género y colaborado con algunas asociaciones en la realización de productos que, tras su venta, destinan fondos a temas relacionados con la defensa de los derechos de las mujeres.

¿Cuáles son los principales obstáculos o dificultades que te encuentras en tu entorno a la hora de emprender esas acciones?

Pues cada vez creo que son menos los obstáculos, pero siempre me sorprende, cuando me preguntan sobe el trabajo que estoy realizando, si dicho trabajo cuenta con fondos públicos para su financiación, que todavía me encuentro con comentarios desagradables, (por supuesto de corte machista) que ponen en tela de juicio el tipo de cosas a las que se destina el dinero público, como si fuese un gasto innecesario hacer llegar a las aulas todas estas problemáticas.

¿Cuáles son las posibilidades de cambio y de impacto real que identificas en tu activismo para poder lograr una igualdad y garantías de vidas libres de violencias para las mujeres?

Creo que cada vez hay menos obstáculos. Es esperanzador que la gente joven sale a las calles el 8M, y que son muy muy jóvenes, y que aunque todavía hay datos que nos ponen los pelos de punta sobre el “control” en las parejas o en cómo se relacionan los adolescentes, o sobre la desigualdad, cada vez hay más información y al menos, aunque los conceptos por momentos parecen estar equivocados, creo que al menos el debate está ahí. Respecto a mi activismo, creo que la potencia está en que una imagen transmite, cuenta una historia y lo hace en cuestión de segundos. Las imágenes cuentan y transforman, y las redes sociales son capaces de hacer que vuelen rápidamente (esto es así para lo bueno y para lo malo). Así hemos visto caer a las princesas Disney, a los mitos del amor romántico, y a tantas y tantas cosas. Internet es un arma, pero también es una herramienta. Las ilustradoras están ahí hablando del cuerpo, de la maternidad, de las mujeres y de sus derechos en otros países y de temas que nos interesan, sólo hay que darles atención y el lugar que les corresponde, ese podría ser otro debate interesante.

Para ver todos los relatos y guía didáctica, haz click aquí.