InteRed insta al Gobierno a que el sistema educativo priorice la coeducación para eliminar la violencia de género

Compartir:
  • Categoría: Institucional
  • Fecha: 25 de Noviembre de 2018

Comunicado de InteRed en el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres.

-------------------------------

España sigue incumpliendo la obligación que recoge el Convenio de Estambul de educar en la igualdad entre mujeres y hombres, así como la de erradicar las violencias machistas, tal y como afirma el Informe Sombra de evaluación de la aplicación en España del Convenio de Estambul.

La actual ley marco de educación, la LOMCE (Ley Orgánica 8/2013 para la mejora de la calidad educativa) debería recoger la obligación de educar en la igualdad entre mujeres y hombres y la de erradicar las violencias machistas. Desde el año 2014, en que el Estado español ratificó el Convenio de Estambul (o Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra la mujer y la violencia doméstica), debería estar cumpliendo esta medida.

En lo que llevamos de año, se han registrado 87 feminicidios[1] y las violaciones han aumentado hasta en un 23% con respecto al año anterior[2]. Mientras tanto, seguimos pendientes del cumplimiento del Pacto de Estado, del Convenio de Estambul y del compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible en materia de Igualdad de género. En este sentido desde InteRed queremos destacar la importancia de:

  • Reconocer la violencia sexual en el conjunto de las políticas públicas.
  • Ampliar el concepto de violencia de género a todos los tipos de violencias reconocidas en el Convenio de Estambul.
  • Asumir la necesidad de mayor prevención en materia de violencia de género en todas las etapas educativas.  

En InteRed estamos convencidas de que este cambio legislativo es imprescindible para la eliminación de las violencias machistas, ya que éstas son solo la punta del iceberg de un sistema ideológico que perpetúa la explotación, la mercantilización y la discriminación hacia las mujeres mediante un modelo de desarrollo patriarcal. Por ello, desde InteRed, ONG que trabaja por una educación transformadora, apostamos por una educación que priorice la promoción de la equidad de género, el empoderamiento de las mujeres y la valoración de los trabajos de los cuidados, tradicionalmente asignados a las mujeres, pero en los que deben corresponsabilizarse los hombres y los gobiernos.

María Monjas, Responsable de Campañas de InteRed, manifiesta:

“Instamos al gobierno a que cumpla con la legislación, el Convenio de Estambul fue ratificado en 2014”

Este sistema patriarcal es sostenido, entre otros mecanismos, por una idea insana del amor. Así, se muestra como algo positivo que las mujeres tengan a la pareja como eje central de sus vidas, con una entrega sin límites, que llega incluso a justificar la violencia.

Casi el 30% de las chicas adolescentes reconocen haber sufrido un control abusivo por parte de sus parejas [i] (con quién habla, lo que dice o a dónde va), una forma de maltrato que cada día se da más a través del móvil. Sin embargo, la base de este control está fomentada por mensajes que estas jóvenes afirman escuchar por parte de personas adultas, como por ejemplo que “los celos son una expresión del amor”. Además, dicen intercambiar vídeos o fotos privadas “como prueba de amor”, exponiéndose al llamado sexting (difusión de imágenes de contenido erótico o sexual).

Al mismo tiempo, la juventud está movilizándose para denunciar el sexismo en las aulas. El pasado 14 de noviembre, el Colectivo Libres y Combativas y el Sindicato de Estudiantes convocaron una huelga estudiantil y se manifestaron para exigir, entre otras cosas, un cambio legislativo que garantice una educación sexual inclusiva, evaluable y obligatoria que promueva la igualdad.

En esta línea, InteRed está diseñando una campaña institucional que apuesta por acompañar la implementación de planes de igualdad que incorporen medidas específicas para promover la prevención de las violencias machistas en el ámbito de la educación formal y no formal.

Queremos, además, que las y los jóvenes sean protagonistas del cambio, que aprendan a identificar las diferentes violencias machistas y elaboren sus propias herramientas y estrategias de movilización para promover un mundo libre de violencias machistas.

 


[1]Fuente: www.feminicidio.net

[2]Fuente: Balance de Criminalidad correspondiente al tercer trimestre de 2018 del Ministerio del Interior.

 

[i] Estudio sobre la evolución de la adolescencia española sobre la igualdad y la prevención de la violencia de género realizado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. 2014