Nazaria Tun Sanic

Compartir:

Dirigente indígena guatemalteca maya k’iché

El fenómeno del analfabetismo en Guatemala, más que un problema de carácter educativo, es de exclusión histórica que ha impedido de manera directa el derecho al acceso a la educación a una gran cantidad de población indígena. Entre el 65% y 70% de las mujeres y niñas indígenas rurales de Guatemala se ven afectadas por el analfabetismo. La realidad educativa de estas mujeres las pone en el centro la exclusión.

Tenemos un programa de alfabetización bilingüe para mujeres adultas y jóvenes a través del Convenio de InteRed y la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID), donde queremos fortalecer por medio de la educación, la base comunitaria de las mujeres para que conozcan las funciones que pueden tener dentro de la sociedad. Enseñamos a leer y escribir a las mujeres que nunca han tenido la oportunidad de aprender en la escuela cuando eran niñas y jóvenes. Vemos la necesidad de que las mujeres asuman cargos dentro de las comunidades, para que ellas puedan ejercer su responsabilidad como lideresas.

Estamos muy contentas porque hemos tenido el primer grupo de mujeres que han completado el curso de sexto de primaria. Y la verdad es que tenemos veinte veces más demanda de lo que podemos ofrecer, esperamos satisfacerlas con el tiempo. Aunque nos centramos en las mujeres, también hay hombres que quieren ir a la escuela y recibir educación. Lo cierto es que el programa de alfabetización es todo un logro.