Un pequeño gesto que mejora vidas. Marca la X Solidaria en tu declaración de la renta

Compartir:
  • Fecha: 17 de Mayo de 2017

Los fondos recaudados gracias a la solidaridad ciudadana aseguran la realización de proyectos que garantizan los derechos de millones de personas, tanto de España, como de otros países a través de iniciativas de cooperación internacional.

En concreto, para esta línea de trabajo de cooperación, se reserva casi el 20% de lo recaudado. Estos fondos son complementarios a las políticas sociales públicas que garantizan los derechos de la ciudadanía. Y son especialmente importantes en un contexto como el actual en el que las políticas públicas han sido fuertemente recortadas con graves consecuencias para la vida de las personas.

Recuerda que la X Solidaria, la encontrarás en tu declaración bajo el nombre de “Actividades de interés social”. Y recuerda también que puedes marcar las dos casillas, esta y la de la iglesia, sin que eso te suponga ningún coste adicional, ambas se suman.

Gracias al compromiso de la ciudadanía con esta iniciativa podemos contribuir al desarrollo de nuestra sociedad, al fortalecimiento de la democracia y a la garantía de los derechos humanos universales. Numerosos proyectos de desarrollo en África, Asia y América Latina son llevados a cabo con los fondos recaudados; un hecho que es especialmente relevante teniendo en cuenta el brutal recorte presupuestario al que se ha sometido la política pública de cooperación.

El compromiso ciudadano con la casilla de fines sociales contribuye a la puesta en marcha de proyectos que mejoran la vida de las personas en muchos rincones del planeta. Por todo ello, no olvides marcar la casilla de fines sociales en tu declaración de la renta

Deducciones en los donativos

Existen deducciones por donativos a ONG, tanto en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) como en el Impuesto de Sociedades (IS). Para ello, el donante (particular o institución) debe contar con el certificado fiscal de la ONG. El importe de la deducción varía según el régimen fiscal al que esté sujeta la organización con la que hayas colaborado.

Además, debes tener en cuenta si tu comunidad autónoma está sujeta a un régimen foral particular o si cuenta con deducciones adicionales. Si la actividad en la que has colaborado ha sido clasificada como actividad prioritaria de mecenazgo por la Ley 49/2002, puedes tener derecho a un mayor porcentaje de deducción.

 Deducciones en el IRPF:

  • Fundaciones y asociaciones sujetas a la ley 49/2002, como es el caso de InteRed (entidades calificadas por la ley en su artículo 16 y disposiciones 5ª, 6ª, 7ª, 9ª y 10ª y los consorcios a que se refiere su artículo 27.2 segundo): deducción del 75% para los primeros 150 euros donados. A partir de ese importe, las donaciones serán deducibles al 30% o al 35% si se trata de donaciones periódicas realizadas durante al menos tres años a la misma entidad por un importe igual o superior. La deducción tiene un límite del 10% de la base liquidable del impuesto.
  • Fundaciones y asociaciones declaradas de Utilidad Pública no sujetas a la ley 49/2002 (art. 69.3 R.D. Legislativo 3/2004 del texto refundido de la Ley del IRPF): deducción del 10% del importe de la donación con un límite del 10% de la base liquidable, en el caso de fundaciones.
  • Asociaciones no declaradas de Utilidad Pública: no existen deducciones por los donativos a estas entidades.

 Deducciones en el Impuesto de Sociedades:

Las donaciones a ONG no son gasto deducible en el Impuesto sobre Sociedades. Sin embargo, pueden dar lugar a deducciones fiscales en cuota en la medida en que la entidad receptora de la donación (fundación o asociación de utilidad pública) pueda y haya optado por el régimen fiscal especial de la Ley 49/2002 de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.

El porcentaje de deducción en cuota en el Impuesto sobre Sociedades es del 35% (con el límite del 10% de la base imponible). Esta deducción se incrementa al 40% para las donaciones realizadas a una misma entidad por el mismo o superior importe durante al menos tres años. Las cantidades no deducidas se pueden aplicar en los períodos impositivos que concluyan en los 10 años inmediatos y sucesivos.

Video de la campaña: